jueves, 18 de febrero de 2010

Mates...

Siempre me han gustado las matemáticas... Seguramente lo primero que hice al caminar (a los ocho meses) fue contar cuantos pasos necesitaba para llegar de un extremo a otro del parque en el que a mis padres les gustaba recluirme. Dice mi madre que la primera sílaba que salió de mis labios fue "pi", incluso antes que "ma" o "pa".

Siempre me he considerado una persona de lo más normal, rallando en lo anodino, y esa afición por los números fue una de las pocas cosas que de niño me hizo sentirme algo especial o diferente (ahora simplemente soy friky). Uno de los pasatiempos preferidos de mi abuelo era llevarme a pasear por el pueblo cuando aún no levantaba un palmo del suelo, detener a todo conocido que se cruzaba en nuestro camino y decirle: "Mira mi nieto, tan pequeño y ya se sabe las tablas de multiplicar. Ya verás, pregúntale!!!!"... cada acierto provocaba que su pecho se inflara más y más y que su cara reflejase el más profundo orgullo.

A casi nadie le gustan las matemáticas, y menos cuando eres un niño... y, en cierta forma, no me extraña! Recuerdo perfectamente cuando nos enseñaban a resolver ecuaciones simples de una variable. La profesora escribía en la pizarra verdosa con tiza blanca:

x + 1 = 3

Y luego preguntaba con mirada inquisitiva: "Si x+1 es igual a 3, cuanto vale x?"

A mi me parecía muy sencillo: Tengo una serie de Donuts y compro otro, después del desembolso tengo tres Donuts, está claro que tenía dos! Pero era mucho más complicado, resulta que por alguna mágica razón el "uno", que estaba sumando a la "x", debía "pasar" al otro lado restándose al "tres", con lo cual, x = 3 - 1 y, por tanto, estaba claríiiiiisimo que la x era 2!!!! (?¿?¿) A quien le importaba el concepto de "x" y el concepto de "="?

Resolver ecuaciones de una variable consistía en dejar a la "x" más sola que la una mientras los demás números iban de un lado para otro huyendo despavoridos... Me gustaban las matemáticas pero no entendía nada!!!! Por qué el uno "saltaba" al otro lado o, mejor dicho, por qué podía hacerlo? La profesora lo explicaba como un axioma, un acto de fe... Y a ninguno de mis colegas parecía importarles lo más mínimo, nadie se preguntaba como era posible esa proeza... simplemente era. Cuestionarme tal hazaña me hacía sentirme un hereje... Cómo podía dudar de las aptitudes como saltarín de ese "uno"?

Por suerte en mi escuela había profesores de otras asignaturas que sabían más de matemáticas que la profesora de matemáticas o, cuanto menos, sabían enseñarlas mejor... En concreto había un profesor de educación física (?¿?¿) que no sólo era un inculcador de conocimientos impresionante, sino que me inspiraba la suficiente confianza como para transmitirle mis pecados.

- Mira -me dijo- La clave está en el símbolo '='. Una ecuación es una igualdad, lo que significa que la cantidad a la izquierda es igual a la cantidad a la derecha y, por la razón que sea, hay una o varias partes de esas cantidades que no conoces, en este caso la x.

Que tendrá que ver esto con el "uno" saltarín? Pensé yo por un momento...

- Imagina dos cajas en las que hay bolas e impones la condición de que en ambas haya la misma cantidad. En una caja tienes una bolsita en la que también hay bolas pero no sabes cuantas (x) y una bola suelta, mientras que en la otra caja hay tres bolas.

Pensé que el ejemplo sería más interesantes con Donuts, pero bueno...

- El caso es que sabes que en ambas cajas hay la misma cantidad de bolas pero no sabes cuantas hay en la bolsita. Si consigues tener en una caja sólo la bolsa con bolitas manteniendo la condición de que en ambas cajas hay la misma cantidad de bolas, está claro que el número de bolas de la bolsita será igual al número de bolas de la otra caja.

Pensé que se acercaba el momento del "uno" saltarín... Y la bolita suelta tenía todos los puntos para saltar de un momento a otro.

- Si quieres dejar sola la bolsa lo más lógico es quitar de la caja la bola extra. Pero la cosa no puede quedar así, no?

- De ninguna manera! - Intervine indignado - Si antes las dos cajas tenían la misma cantidad de bolas y acabo de quitar una bola de una caja, ya no tienen la misma cantidad!!!!

- Exacto!!! Entonces si he quitado una bola de una caja pero quiero mantener las dos cajas con el mismo número de bolas que debo hacer en la otra?

- Quitar una bola también!!!! - Observé eufórico.

- Correcto!!! Debo hacer la misma operación en las dos cajas si quiero mantener la igualdad. Si quito una cantidad de una caja debo quitarla de la otra, si pongo en una, debo poner en la otra la misma cantidad. Como ves la igualdad es muy restrictiva y no permite frivolidades!!

Leches, pensé, entonces no existe ese "uno" saltarín. Simplemente quité un Donut de cada caja, manteniendo la igualdad y, por tanto, deduciendo que la bolsa contenía dos apetitosos Donuts!!!

Moraleja: Preguntáos siempre por qué las cosas son como son, huid de los actos de fe...

4 comentarios:

Cris dijo...

Osti tu! Quines coses que té la vida!...Acabo de veure que no era la única al món a qui agradaven les mates i que es preguntava -suposadament- coses extranyes...
M'hauria anat bé conèixe't en aquells temps! Més que res pel suport moral, una s'havia d'amagar que li agradaven les mates si volia tenir cert carisma 'popular' a la classe... :-(

De més gran, vaig arribar a considerar fer exactes, sort que ho vaig desestimar, perquè sino a dia d'avui no hauria superat 'l'etiqueta' de rara avis que sempre he arrosegat...
Tot i que a aquestes alçades una ja té assumides certes coses.

Ara bé, el què m'ha 'fascinat' és que "l'enigma" de les equacions te'l plantegessis en termes de Donuts! Jajajaja!
Per acabar de ser friki el nano! Ja apuntaves maneres eh tu?!!!

Tela, telita, tela... ;-)

Isma dijo...

Cris t'he de dir que a mi també em sorpren trobar tanta gent que s'identifica en una o altra mesura amb les meves cabories!!! Al mon hi ha més frikis que no han sortit de l'armari dels que sembla!!! jeje
M'ha agradat això que dius d'amagar certes coses per tal de tenir cert 'carisma' a clase, genial, quins records!!!!!!
I el tema dels donuts, en fi, només dir-te que m'acabo de 'cascar' un parell ara fa 5 minuts per esmorçar... No son la dieta ideal de l'esportista però, carai, son saborosos!!!!! ;-)
Ens llegim 'rara avis'!!!!

xinoxano dijo...

Ei Isma!! El comentari no ve a cas amb el teu post però no sabia a on escriure't... Glups !Al final no vaig venir a la Mola, tenia molèsties a un bessó i fer trenta i pico Km no era la millor manera de "descansar" :). A veure si podem coincidir a la propera. Ja he llegit que va ser emocionant!!Records a la fmily!!

Anónimo dijo...

Hola Isma. Soy Ferran.
¡Una caña! Me ha encantado. Un ejemplo magnífico. Nunca lo había visto así de simple. Yo lo hacía saltar el uno por mecánica y no sé si algún día lo entendí, pero para alguien que empieza es una razón de peso tal como lo explicas. Un 10.